logo-inaem

"Agua, azucarillos, aguardiente"

¿De dónde procede la tradición?



¿Sabías que ...? 

El título de la obra hace referencia a una costumbre que se remonta a tiempos de Lope de Vega. Los españoles del siglo XVII solían desayunar unos tragos de aguardiente y unas tajadas de Letuario, una especie de mermelada o compota. En general, era costumbre tomar unos bocados de dulce antes de beber y esta práctica dio lugar a la proliferación de vendedores ambulantes y de puestos fijos. A finales del siglo XIX se mantiene esta costumbre, ofreciendo agua con un azucarillo y con un chorrito de aguardiente.

 

 

 

Más información:

Letuario y aguardiente